martes, agosto 01, 2006

Gabriela Paterito y Maria Jose. (Cote)

Cuando hice mis primeros contactos con mi Pueblo, supe de Gabriela Paterito. Ella es mi prima por lo tanto. Su hija, Maria Isabel Tonko y sus hermanos, serian mis familiares. Como asi tambien Cote.

Gabriela, tambien fue testigo de mi salida de Puerto Eden.

Contaba Gabriela, que ella vio cuando me instalaron en la Casa Grande. Pero Gabriela como muchos ninos kaweshkar,tambien iba a la Casa Grande a tomar el desayuno que brindaba mama Raquel a los ninos Kaweshkar de aquella epoca.

El primer piso era donde habia una enorme cocina de fierro, alimentada con lena de las islas cercanas a Puerto Eden.

Despues de esos desayunos, es que yo tenia permiso para "salir afuera" y jugar con mis pares. Siempre y cuando repitiera lo aprendido durante mi periodo en casa.Ensenanza brindada por mama Raquel y otras veces ayudada por el padre Latorre jesuita ( asi creo) que evangelizaba a mi gente

Este misionero junto a mi padre, era el que bautizaba a los Kaweshkar que llegaban a las inmediaciones de Puerto Eden (se estacionaban cerca de la Casa Grande) .

La ninez transcurrida en Puerto Eden, era la comun y corriente, los juegos, mas las salidas al rio cercano, en donde me banaba en las heladas aguas del rio.

Tambien tenia el previligio de acompanar a papa Gaymer en la chalupa para recibir oficialmente a uno de los Catalinas que amarizaban en el medio del canal.

Como asi tambien iba de "visita" a los escampavias que recalaban en Puerto Eden para aprovisionar el puesto. Siempre me llamo la atencion, las bajas bordas de estas embarcaciones. Y en fin, a recibir a los buques mercantes, en donde ponia en practica mi saludo militar, ensenado pacientemente por papa Gaymer.

Atras habian quedado los recuerdos. Hoy Gabriela Paterito ensena a Cote la lengua kaweshkar, como asi tambien le ensena la artesania, la confeccion de canastillos y pequenas canoas hechas de corteza de arboles, recolectadas en las pequenas islas cercanas a Yeterkta.

En mi salida de Puerto Eden, me acompanaron a Santiago las artesanias de la epoca, unas canoas y cestos de junquillos, bolsas confeccionadas por cuero de lobo, mas puntas de flechas hermosamente labradas.

Gabriela me prometio solemnemente que me iba a ensenar el Kaweshkar. Que entre parentesis, se fue olvidando, cuando me aculturice plenamente en Santiago de Chile.

Gabriela es una excelente abuela Kaweshkar, para tan excelente nieta descendiente de mi pueblo.
 Posted by Picasa

3 comentarios:

Jorval dijo...

¡Qué lindos recuerdos don Carlos! ojalá continúe colocándolos en este blog. Respecto al padre Federico Torre era salesiano, no jesuita. (Podría ser que su papá Carlos lo llamara Latorre en alusión a nuestro gigantesco acorazado Latorre). Saludos-

peteyem dijo...

Gracias Jorval por su comentario y aclaracion, sobre el padre salesiano Federico Torre.Yo le llamo Latorre, pues asi es como me lo decia papa en sus recuerdos

Anónimo dijo...

Que tal? como esta? me intereso mucho su relato, ya que estoy investigando las andanzas del padre federico torre por el noroeste de santa cruz, cerca al lago buenos aires...si sabe algo me encataria escuchar mas... gracias saludos
celina
celinasanmartin@hotmail.com